Menu

A QUIEN QUIERA ADHERIRSE A LA LISTA DE CORREO DE MAREA VERDE: ESCRIBID A mareaverdesevilla@gmail.com SOLICITÁNDOLO. Disculpad, pero ha habido confusiones transcribiendo algunos correos de las listas manuscritas. Os esperamos.

PRÓXIMAS ACCIONES

viernes, 4 de abril de 2014

DESOBEDECE A LA LOMCE!! ES LEGAL Y ADEMÁS ES JUSTO Y NECESARIO: Objeción de conciencia a la pérdida de democracia en los centros

Que la LOMCE no promueva, como sería de esperar, el funcionamiento democrático de los centros no quiere decir, al menos por ahora, que lo prohíba.
Por ello confiamos en que directoras y directores comprometidos con los valores democráticos manifiesten su objeción de conciencia a no contar con el voto de los Consejos Escolares en las decisiones relevantes para la vida del centro.
  • Hasta ahora, el Consejo Escolar era el órgano colegiado de gobierno de los centros. En él están representados todos los sectores de la comunidad educativa -profesorado, estudiantes, familias, y personal de administración y servicios- . Todos juntos participaban -hasta la aprobación de la LOMCE- en la toma de decisiones relativas al proyecto educativo del centro, criterios de admisión de alumnos, programación general anual, etc.
  • Con la LOMCE, el Consejo Escolar pasa a ser un órgano meramente consultivo. Todas las decisiones dependerán, única y exclusivamente, del director o directora, que además no será ya elegido por la comunidad educativa sino nombrado a dedo por la Administración.
  • Si no hacemos frente a este atropello democrático, la dirección de los centros podrá definir, sin contar con nadie, la “especialización” de su centro -eufemismo que abre las puertas a una peligrosísima conversión de los centros en guetos-. Podrán gestionar, ellos solos, y saltándose las listas centralizadas, la gestión de recursos humanos (el profesorado que se queda y el que se marcha). Y podrán decidir, unilateralmente -y esto es inquietante- la obtención de recursos financieros complementarios.
  • Un centro así gestionado estará educando súbditos, y no ciudadanos.
La manera de evitarlo es sencilla: “Manifiesto, como director/a, mi objeción de conciencia a tomar a solas las decisiones relativas al proyecto pedagógico del centro, su eventual “especialización”, los criterios de admisión del alumnado, la composición de la plantilla del centro y la búsqueda de recursos financieros complementarios, y me comprometo a seguir confiriendo al Consejo Escolar la capacidad de representación democrática de toda la comunidad educativa y a respetar, por tanto, el sentido de su voto.”
Para conocer a fondo la propuesta y contribuir a su difusión, pincha aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada