Menu

A QUIEN QUIERA ADHERIRSE A LA LISTA DE CORREO DE MAREA VERDE: ESCRIBID A mareaverdesevilla@gmail.com SOLICITÁNDOLO. Disculpad, pero ha habido confusiones transcribiendo algunos correos de las listas manuscritas. Os esperamos.

PRÓXIMAS ACCIONES

lunes, 7 de noviembre de 2016

DESPRECIO A LA LABOR DOCENTE Y A LA DEMOCRACIA EN LOS CENTROS




La LOMCE camufla en su Preámbulo el ninguneo a la labor docente.

“Los principios sobre los cuales pivota la reforma son, fundamentalmente, el aumento de la autonomía de los centros, el refuerzo de la capacidad de gestión de la dirección de los centros, las evaluaciones externas de fin de etapa… (Sic)”.
Las consecuencias de dichos principios descritos son diversas:
La autonomía de los centros no existe.
La LOMCE oculta bajo el término “autonomía de un centro” la potenciación de la función directiva unipersonal. No hay relación entre autonomía de los centros y gestión democrática de los mismos. Se desvincula al profesorado de la comunidad educativa y de la organización y funcionamiento del centro educativo.
Dicha Ley vacía de todo tipo de competencias a los consejos escolares y a los claustros. Estos órganos no tienen capacidad decisoria. Se limitan a proponer, informar, valorar, y analizar.
Refuerzo unipersonal de la dirección en la gestión educativa.
La LOMCE le concede al director/a de un centro la facultad de gestionar los recursos humanos, materiales y financieros. Es más, al director/a se le atribuye la posibilidad de conformar su propio claustro. A través de distintas vías puede decidir la continuidad o no, así como la nueva incorporación de docentes en la plantilla de su centro.
La LOMCE contempla la especialización de los centros mediante un proyecto educativo, que presenta el director/a, estableciendo los requisitos y méritos específicos para los puestos ofertados. Asimismo está facultado para prorrogar las comisiones de servicios o nombrar nuevos funcionarios en las plazas vacantes. Es extremadamente grave que la LOMCE le otorgue también la competencia de aceptar o rechazar los nombramientos de personas de las listas de empleo. El profesorado interino es ahora más vulnerable y está aún más desprotegido.
Las evaluaciones externas de fin de etapa cuestionan la competencia profesional de los docentes.
La implantación de las reválidas, además de invadir competencias transferidas a los distintos territorios del Estado español y contribuir a la carrera de obstáculos para la titulación del alumnado, reemplaza la labor docente y la evaluación continua por la intromisión de actores externos que deciden sobre el progreso y la promoción del alumnado en el sistema educativo. La labor docente es nuevamente ninguneada, se desconfía y desprecia el seguimiento que realiza en el aula cualquier docente.
La LOMCE denigra la labor docente y provoca un progresivo deterioro de la satisfacción del profesorado.
Las condiciones laborales y profesionales empeoran. La LOMCE incrementa las ratios, elimina las medidas de atención a la diversidad y refuerzos educativos, ignora la voz y el voto del profesorado en el puesto de trabajo, obliga a cumplir con las directrices emanadas del director/a del centro, impide la evaluación al propio alumnado, etc. Si se le añade la pérdida del 40% del poder adquisitivo salarial y el resto de los recortes practicados, ¿dónde queda el reconocimiento y la dignidad de la labor docente? La drástica caída de la inversión en la Educación pública pone de manifiesto un abandono intencionado del servicio público y de los enseñantes.
La implantación de la LOMCE provoca traslados, movilidad forzosa y/o despidos. Materias que antes eran obligatorias son repentinamente optativas, y viceversa, o han desaparecido.
La LOMCE minusvalora y desprecia las enseñanzas artísticas, musicales, plásticas y visuales. Hay una reducción de materias de importante calado en el desarrollo de una ciudadanía democrática. Mientras, se oferta la Religión, como materia evaluable, hasta la etapa del Bachillerato.
El profesorado se encuentra aislado en el aula, lidiando al tiempo con todos los conflictos sociales, económicos y culturales de un alumnado igualmente desprotegido. Con la obligación de impartir conocimientos memorísticos desde la consideración legal de las asignaturas como compartimentos estancos. Un profesorado inmerso en una carrera dislocada por el rendimiento y unos resultados que ignoran el contexto y el proceso educativo.
http://www.eldiario.es/canariasahora/canariasopina/LOMCE-desprecio-labor-docente_6_453614660
                             


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada